Vivienda Tuteldada Supervisada

La Vivienda Tutelada es un piso donde viven 6 personas con discapacidad.

 

Los profesionales que trabajan en la Vivienda Tutelada les ayudan en las tareas de la vida cotidiana:

  •  Hacer la compra
  • Limpiar y organizar la casa

  • Lavar la ropa

  • Mejorar la higiene personal

  • Trabajar las habilidades sociales

  • Hacer deporte

  •  Actividades de ocio

  • Utilizar los servicios de la comunidad (médico, peluquería, transporte, bares…)

En la Vivienda Tutelada se trabaja la autonomía y la inclusión social de las personas con discapacidad.

Conforme las personas con discapacidad van avanzando en su ciclo vital, surge la necesidad del recurso de Vivienda Tutelada que permite proporcionar un servicio más adecuado y ajustado a sus necesidades y a las de sus familias.

La Vivienda Tutelada es un piso con unos espacios y equipamientos propios de cualquier hogar, en el que conviven personas con diversidad funcional, ofreciéndoles los apoyos profesionales necesarios para conseguir un adecuado desarrollo personal, teniendo en cuenta sus capacidades, necesidades y preferencias. La vivienda se convierte en el hogar habitual de la persona con discapacidad intelectual y por tanto en “su casa”.

Este recurso se configura como una alternativa a la residencia que, en muchas ocasiones, no responde a las necesidades de las personas con un elevado nivel de autonomía, tanto física como social.

Partiendo de una formación especializada del equipo técnico, se ofrecen los apoyos necesarios en función de las características, de las necesidades y de las potencialidades personales de cada persona, teniendo como meta la autonomía, la normalización y la integración en la sociedad.

La vivienda tutelada implica un aprendizaje en la convivencia, compartir, asumir responsabilidades, tomar decisiones y resolver diferencias, pero también posibilita el desarrollo de la intimidad, la privacidad y la libertad. En este sentido, las viviendas tuteladas contribuyen a aumentar la calidad de vida de las personas que en ella conviven.

Las actividades que se desarrollan en la vivienda tutelada son las propias relacionadas con los objetivos del proyecto:

  • VIDA EN EL HOGAR: Mantenimiento, limpieza, orden y organización de la vivienda.
  • AUTOCUIDADO: Higiene y aseo personal.
  • DESARROLLO PERSONAL/SOCIAL: Mejora de Habilidades Sociales y desarrollo de un clima de convivencia.
  •  SALUD: Alimentación saludable, actividades deportivas y promoción de la salud.
  • OCIO Y TIEMPO LIBRE E INTEGRACIÓN COMUNITARIA: Salidas y excursiones, visitas a museos, cine, bolera, etc.